Formación de dos grupos antagónicos en Roma

Consulta en tu librería más cercana

¿No está en tu librería habitual? ¡Dínoslo!

Formación de dos grupos antagónicos en Roma

Honestiores y humiliores

La gran obra política y social que fue Roma estuvo sustentada en la aceptación del principio de la desigualdad de las personas. Frente a la imposible plasmación de una teórica uniformidad social -sólo refrendada por extremismos modernos- Roma defendió los principios de privilegio, prerrogativa, ventaja, favor...: la sociedad pedía más a aquéllos que más podían dar y, en esta misma medida, en cuanto promotores, recibían mayores dispensas y beneficios. Dicho principio, no interpretable como injusto dada su larga y pacífica vitalidad -toda la historia de Roma da prueba de ello-, fue el soporte del Derecho penal clásico romano. Las leyes contemplaban condenas distintas, no sólo a partir del delito -como es perfectamente comprensible-, sino incluso según la condición de las personas; así los habitantes del imperio fueron distribuidos en los dos grupos de honestiores y humiliores para garantizar, no la igualdad como podría entenderse en la actualidad, sino la desigual aplicación de las penas.

Colección
Histórica
Materia
Historia
Idioma
  • Castellano
EAN
9788431313111
ISBN
978-84-313-1311-1
Depósito legal
NA 1810-1994
Páginas
292
Ancho
15 cm
Alto
22 cm
Edición
1
Fecha publicación
01-01-1995
Edición en papel
18,64 €