Del temperamento al carácter

Cómo convertirse en un líder virtuoso

El liderazgo no puede ser sino virtuoso. Si no lo es, no es liderazgo. Cuando los antiguos griegos hablaban de liderazgo, ponían el acento en las virtudes de sus líderes. No podían imaginar un liderazgo desprovisto de valores y virtudes. Desde el principio el liderazgo se concibió como una actividad moral.
Este libro quiere presentar aquello que debemos saber y aquello que debemos hacer para convertirnos en líderes virtuosos. Ante todo debemos aprender a conocernos a nosotros mismos. El objetivo de esta obra: el conocimiento propio, la excelencia personal y la plenitud de vida.

Escritor
Colección
Persona y Cultura
Materia
Empresa
Idioma
  • Castellano
EAN
9788431333867
ISBN
978-84-313-3386-7
Depósito legal
NA 1072-2019
Páginas
136
Ancho
12 cm
Alto
17 cm
Edición
1
Fecha publicación
24-04-2019
Edición en papel
11,50 €

¿Y si te llevas el eBook por 1,99€? Accede a la versión digital al comprar este libro en papel. Podrás utilizar el cupón de descuento impreso en el interior canjeable en nuestra Biblioteca Virtual
También disponible en

Sobre Alexandre Havard (Escritor)

  • Alexandre Havard
    Fundador del Virtuous Leadership Institute. Promueve las virtudes clásicas como la base de un liderazgo efectivo. Nació en Francia, estudió Derecho en París y ejerció como abogado en Estrasburgo y Helsinki. Vive y trabaja en Moscú. Imparte Seminarios sobre virtudes en el liderazg... Ver más sobre el autor

Reseñas

  • Havard emplea mucho la palabra “magnanimidad”, que en su primera acepción del diccionario de la RAE significa “benevolencia”, pero él la emplea sobre todo en el sentido de la segunda: “grandeza y elevación de ánimo”, aunque para él ambos significados deben ir enlazados. En su libro Del temperamento al carácter. Cómo convertirse en un líder virtuoso, editado por Ediciones Universidad de Navarra (EUNSA), expone los distintos tipos de temperamento —nuestra inclinación natural—, las siete virtudes fundamentales que ayudan a moldearlo para forjar nuestro carácter, y cuáles de ellas debemos potenciar en función de cuál sea nuestro temperamento para llegar a ser personas virtuosas. Dos de ellas, la magnanimidad y la humildad, son según Havard las claves para ser un buen líder.

    El Cultural

  • Los voluntaristas aman la uniformidad espiritual, y no toleran fácilmente la multiplicidad de comportamientos. Solo tienen un modelo de excelencia en la cabeza: el modelo forjado por su propio temperamento. Con frecuencia acusan a los que hablan de diversos temperamentos de «categorizar» a las personas, de «encasillarlas», cuando ellos mismos ya han metido a toda la humanidad en una sola casilla: la de su temperamento, que en realidad es una prisión espiritual para los que tienen un temperamento diferente. Es una mala idea elegir a un mentor o director espiritual entre los voluntaristas.

    Minuto30.com

Booktrailer

Libros relacionados